Disfruta de los deportes caninos

Si te gusta pasar tiempo con tu perro, divertiros juntos, hacer deporte y mejorar vuestra relación, ¡lánzate al mundo de los deportes caninos! Hay deportes adaptados para todos los perros y propietarios y todos proporcionan múltiples beneficios a ambas partes. La única máxima es pensar en tu compañero tanto como en ti y si una actividad le puede provocar lesiones o le genera frustraciones o estrés, bajar el ritmo. Te traemos en este artículo algunos de los deportes caninos más populares, ¿sabías que en Osondo puedes practicar alguno de ellos? ¡Anímate a probarlos!

Deportes caninos - La ventana de Osondo

Detección deportiva

En esta disciplina el perro y el guía se unen para resolver retos apasionantes a través de la búsqueda y detección de sustancias, personas, etc. Una actividad que estimula el olfato de tu perro y enriquece su día a día a todos los niveles. Los perros “ven” con el olfato, el 90% de la información que entra en su cerebro es a través de este sentido.

La detección deportiva es el deporte con el que muchos ‘redescubren’ a su perro, cuando se dan cuenta de todo lo que nos pueden contar si les dejamos disfrutar y utilizar libremente su nariz. En la copa de la FEDPE hay tres niveles de competición: grado1, grado2 y grado3. Es un deporte que lo puede practicar cualquier tipo de perro o persona y es realmente entretenido y motivante para ambos debido a la inmensa variedad de retos a alcanzar.

OCI (Obediencia de Clase Internacional)

Este deporte nació en los países escandinavos y busca mostrar la perfecta compenetración entre perro y guía a la hora de realizar una serie de ejercicios marcados. Existen tres niveles de competición: Clase 1, Clase 2 y Clase 3 o Clase Internacional (OCI). Algunos de los ejercicios a realizar en una prueba de OCI son sentarse:º en grupo con distracciones durante un tiempo especificado, caminar sin correa junto al guía, coger un objeto metálico saltando una valla, olfatear…

Éste es uno de esos deportes caninos en los que pueden participar perros de todos los tamaños. En el reglamento de esa disciplina deportiva se obliga a los participantes a mostrar un trabajo del perro proactivo, sin presión y alegre, fomentando siempre un entrenamiento respetuoso y amable con el perro. Si te decides por esta práctica comprobarás que aumenta la obediencia de tu perro, mejora su comportamiento y os hará disfrutar del trabajo juntos.

Seminario OCI - Osondo

IPO

Esta modalidad deportiva se centra en tres partes: el rastreo, la obediencia y la protección. Perro y guía han de mostrar su capacidad para desempeñar y entrenar las órdenes que correspondan.

Se trata de un deporte canino que potencia la inteligencia de los perros y mide la estabilidad mental del animal así como su resistencia, rendimiento estructural, capacidad para rastrear, voluntad de trabajo y adiestrabilidad. El único inconveniente de esta modalidad deportiva es que en las competiciones sólo se puede inscribir a determinadas razas como el pastor alemán, pastor belga malinois, etc.

Ring francés

Para practicar este deporte necesitaremos perros potentes, atléticos y muy obedientes. En esta actividad los animales deben superar una serie de pruebas, que se dividen en tres sectores: agilidad (salto de obstáculos y de longitud y escalada de empalizada), obediencia (conducción con correa, sin correa, quedarse quieto sin su guía, rechazar alimento, traer objetos…) y defensa (protección del dueño, ataque de frente o de huída y busca de malhechores).

Si buscas deportes caninos que potencien la capacidad cognitiva de tu perro, éste es el tuyo. Aprenderá a usar sus capacidades cognitivas en estados emocionales muy intensos mejorando su inteligencia emocional y aprendiendo a coordinarse contigo en circunstancias extremas, mejorando su autocontrol; desarrollará la obediencia y, además, se llevarán al máximo las capacidades atléticas del perro. Eso sí, esta disciplina requiere de una gran coordinación y compenetración con tu perro.

Canicross

Canicross-Osondo

Una opción estupenda para aquellos amantes del running. Correr tirado por un perro provoca unas sensaciones muy diferentes y, especialmente en los llanos y en las subidas, se experimenta el aporte de fuerza extra que nos da nuestro compañero. El respeto debe ser prioritario: el perro debe correr siempre por delante del guía. Además, es conveniente que nos aseguremos con un veterinario que su estado físico es óptimo así como evitar los extremos pensando en su salud.

Para practicar canicross se necesita un arnés especial de tiro para el perro, ya que no valen los de paseo; una línea de tiro con amortiguador y un cinturón de canicross para proteger tu espalda. Esta disciplina se está consolidando en España mientras que en Europa cuenta con una larga tradición e, incluso, una Federación propia. En principio, cualquier perro sano con más de 1 año es válido para este deporte canino, aunque lo habitual son perros de tamaño medio grande, que estén entre los 20 y los 35 kilos.

Concentración y agilidad son dos de las cualidades de tu perro que trabajarás con el canicross. Si te animas a practicar este deporte canino crearás, además, un vínculo especial con tu perro. Además, a la vez que mejoras tu estado físico, tu perro huirá de uno de los males cancinos más comunes de la actualidad: la obesidad canina.

Agility

La aparición de este deporte data de finales de la década de los 70 en Reino Unido. De gran popularidad, esta actividad para perros y dueños permite realizar ejercicio y estrechar lazos afectivos. Es, sin duda, el deporte canino de velocidad por excelencia. El perro, dirigido por su guía, debe superar una pista y superar los obstáculos sin cometer ningún fallo y con la mayor rapidez posible.

Cualquier perro y propietario con buen estado de salud pueden practicar agility. A la evidente mejora de la forma física del perro, hay que sumarle la coordinación del perro con el guía como sus principales beneficios.

Disc Dog

Disc Dog - Osondo

Éste es uno de los deportes caninos más divertidos y accesibles a cualquier tipo de perro y propietario. En los últimos años se ha vuelto muy popular y se celebran competiciones nacionales e internacionales de disc dog. Para practicar esta disciplina hay dos aspectos a tener en cuenta. Por un lado, es importante aprender primero a lanzar el disco antes de adiestrar a nuestro perro y, por otro, ésta es una actividad para divertirse: si el perro se encuentra frustrado o estresado, hay que dejarlo.

El Disc Dog convierte la relación perro-propietario en un equipo sincronizado en el que uno lanza y el otro recoge el disco realizando un gran número de asombrosos lanzamientos y piruetas. Eso sí, no es tan fácil como parece: hay que enseñar al animal a cogerlos bien, en el sitio correcto, en la postura adecuada y en el momento preciso. Es un deporte muy entretenido que les ayudará a descargar mucha energía y también a mejorar su comportamiento Pero lo más destacable es que potenciará la compenetración entre el guía y el perro

Bikejoring

Esta disciplina de deporte canino ha surgido en los últimos años y consiste en competir en bicicleta tirado por uno o dos perros. Para practicarlo es necesario tener una bicicleta de calidad, un arnés especial y un tiro con amortiguador. El bikejoring es un deporte exigente por lo que será necesario entrenarnos juntos previamente, preferentemente con un profesional; y adiestrar a nuestro perro.

Practicar esta actividad reforzará la capacidad de concentración, la agilidad y la fuerza de nuestro perro. Para esta disciplina no es apto cualquier perro: no pueden participar los de tamaño pequeño, los que tengan problemas de salud, sean ancianos o estén en proceso de crecimiento.

Flyball

También hay deportes caninos de equipos. El flyball es una carrera de relevos en la que participan equipos formados por cuatro perros. Cada uno de ellos tiene que atravesar una distancia de 15,5 metros saltando cuatro obstáculos a lo largo del recorrido. Al final de la pista debe presionar el pedal de una caja con sus patas, hacerse con la pelota de tenis que hay dentro de la misma y regresar por el mismo camino para darle la pelota al entrenador. Llega, entonces, el turno del siguiente perro del equipo.

El flyball se hizo popular en América, a principios de los 70 y llegó a Europa en la década de los 90. Se trata de una actividad apta para todas las razas, aunque más adecuada para perros ágiles y veloces. Al ser una deporte de equipo, los perros se acostumbran a interactuar y a cooperar con otros perros, algo que sin duda contribuirá a que nuestro compañero sea feliz y sociable.

Osondo Educación Canina

Osondo Educación Canina

Somos una empresa de educación canina formada por un grupo de profesionales expertos en adiestramiento y entrenamiento de perros. Somos pioneros en Euskadi en aprovechar las capacidades sociales, cognitivas y emocionales de los perros a la hora de trabajar con ellos.
Osondo Educación Canina
2017-06-20T10:26:22+00:00